Tips & Strategies: Tooth Brushing

Studies show that people with special needs who acquire independence in simple daily living skills, like brushing teeth, will have a better shot in life at success, in both domestic and vocational settings. *También en español.

“I want my own apartment, I want to move out!” My sister has started hundreds of phone calls with this sentiment. 

At 34 years old, my sister still requires some supervision when brushing her teeth. As a behavior analyst and a sister to someone on the spectrum who has a strong desire to be independent, it is on the list of things that she still needs to learn to do. 

“I wish I had someone like you to guide me and push me to promote independence earlier on,” my mom will tell me. 

As a mother, as a sibling to someone on the spectrum, and as a parent educator and coach I can understand why it seems like brushing teeth can wait. For most parents their child’s communication and social skills in addition to other big things like healthy sleeping and eating habits in early childhood take priority. 

So why address brushing teeth in early childhood?
For people with special needs who acquire independence in simple daily living skills, like brushing teeth, will have a better shot in life at success, in both domestic and vocational settings (Pierce & Schreibman, 1994).

When should you introduce brushing teeth to your child?
As soon as your child sprouts a tooth! By the time your child has a full set of teeth, if you are abiding by the recommendation of brushing those pearly whites two times a day that is 730 opportunities to practice a year! Here is the kicker. To control plaque build-up, not only does the American Dental Association (ADA) suggest brushing twice a day, they specify that brushing effectively is needed to maintain oral health (Blount et al., 1989).

So what’s the goal, what are we shooting for?
According to the ADA by 6 or 7 years old children should be able to brush independently with supervision and by 10 or 11 without supervision (ADA, 2005).

Tips to get started

Let’s start with the easy stuff, go shopping! Choice is powerful for some children. A My Little Pony or an Avengers toothbrush can be so much cooler than the generic single color number. Same is true for toothpaste flavors, the options are incredible nowadays. Don’t stop at the toothbrush and toothpaste, a fun toothbrush holder and stool are probably in order.

How should we teach brushing teeth? That’s a loaded question. If your child is getting services, try to coordinate with your providers to come up with a plan that is tailored for your child and your family to increase chance of success! If you aren’t, then here are some things that have been successful and consistent across studies on teaching individuals with special needs to brush their teeth (Poche et al., 1982).

  • Break down the steps of brushing teeth. Depending on your child’s age, you may want to include what you do before and after the actual brushing, such as reaching for the toothbrush across the counter, opening the cap on the toothpaste bottle and so on. Instead of focusing on all the steps of brushing teeth, you can focus on helping your child to acquire one step at a time before moving on to the next, this can make the goal more manageable for your child and you.
  • Tell your child how to brush their teeth. This will need to be tailored for your child. Verbally explaining the steps of tooth brushing might be an option for some, where other children might respond better to a visual, a book, or a video.
  • Model it. Grab your toothbrush and model it for your child, and if you are anything like me, this will serve double duty because who has the time to brush when you are a parent on the go!
  • Practice. With a minimum of two times a day to practice you will be well on your way to teaching to independence. Not enough? No worries, some children need to practice more. Work with your children’s other providers to work this into other times of the day.
  • Give feedback. Provide descriptive praise for your child during and after practice. “Good angle!” “Nice back and forth Ellie!” My own little one sometimes is all about the tone of my voice when I provide praise, I do try and channel my inner princess voice – she loves it, but sometimes it isn’t enough. When teaching a new step or skill, provide feedback that is meaningful to your child. You can provide immediate tangibles that your child enjoys; a favorite storybook after brushing teeth, a matchbox car, blowing some bubbles. The bottom line is individualizing based on your child’s current likes is the way to go.
  • Promote independence. Is your child doing pretty well at that step or all the steps? Start fading back the rewards every time and changeup who supervises brushing teeth, this will ensure they really got it!

Looking for more?

View dental guides for autism service providers, dental professionals or families/caregivers, or learn about SARRC’s parent training programs.

Is your child a teeth-brushing pro now or on their way? We want to hear your success stories! Follow and tag us on Facebook and Instagram so we can see how you made this experience fun for your kids!  

Authored by Alex Boglio, licensed Behavior Analyst & Clinical Manager for SARRC's Education, Training and Consultation program. 

 

Consejos y estrategias: cepillado de dientes

Los estudios demuestran que las personas con necesidades especiales que adquieren independencia en las habilidades de la vida diaria simple, como cepillarse los dientes, tendrán una mejor oportunidad de éxito en la vida, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional. 

“¡Quiero mi propio apartamento, quiero mudarme!” Mi hermana ha iniciado cientos de llamadas telefónicas con este sentimiento. 

A los 34 años de edad, mi hermana todavía necesita un poco de supervisión al lavarse los dientes. Como analista conductual y hermana de alguien en el espectro que tiene un fuerte deseo de ser independiente, está en la lista de cosas que aún necesita aprender. 

"Desearía tener a alguien como tú para que me guiara y me empujara a promover la independencia desde un principio", me dice mi mamá. 

Como madre, como hermana de alguien en el espectro, y como educadora y entrenadora de padres, puedo entender por qué parece que el cepillarse los dientes puede esperar. Para la mayoría de los padres, la comunicación y las habilidades sociales de sus hijos, además de otras cosas importantes como los hábitos saludables de sueño y alimentación en la primera infancia, tienen prioridad. 

Entonces, ¿por qué abordar el cepillado de los dientes en la primera infancia? 

Para las personas con necesidades especiales que adquieren independencia en las habilidades de la vida diaria simple, como lavarse los dientes, tendrán una mejor oportunidad de éxito en la vida, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional (Pierce y Schreibman, 1994). 

¿Cuándo se debe introducir cepillarse los dientes a su hijo?

¡Tan pronto como su niño brote un diente! Para cuando su hijo tenga un juego completo de dientes, si está siguiendo la recomendación de cepillarse los blancos nacarados dos veces al día, ¡esto es 730 oportunidades para practicar en un año! Aquí está la clave. Para controlar la acumulación de placa, la Asociación Dental Americana (ADA) no solo sugiere el cepillado dos veces al día, sino que también especifica que el cepillado es necesario para mantener la salud bucal (Blount et al., 1989). 

Entonces, ¿cuál es el objetivo, que se está esperando? 

Según la ADA, los niños de 6 o 7 años deben poder cepillarse independientemente con supervisión y de 10 u 11 sin supervisión (ADA, 2005).

CONSEJOS PARA COMENZAR 

¡Comencemos con las cosas fáciles, vayan de compras! La elección es poderosa para algunos niños. Un cepillo de dientes My Little Pony o Avengers puede ser mucho más motivante que el cepillo genérico de un solo color. Lo mismo es cierto para los sabores de pasta de dientes, las opciones son increíbles hoy en día. No se detenga en el cepillo de dientes y la pasta de dientes, es probable que tenga un divertido porta cepillo de dientes y un banquito. 

¿Cómo debemos enseñar a cepillarse los dientes? Esa es una pregunta cargada. Si su hijo está recibiendo servicios, intente coordinar con sus proveedores para crear un plan que se adapte a su hijo y a su familia para aumentar las posibilidades de éxito. Si no es así, aquí hay algunas cosas que han sido exitosas y consistentes en todos los estudios sobre la enseñanza de personas con necesidades especiales para lavarse los dientes (Poche et al., 1982).

Dividir los pasos de cepillarse los dientes. Dependiendo de la edad de su hijo, es posible que desee incluir lo que hace antes y después del cepillado real, como alcanzar el cepillo de dientes a través del mostrador, abrir la tapa de la pasta de dientes y así sucesivamente. En lugar de concentrarse en todos los pasos para cepillarse los dientes, puede concentrarse en ayudar a su hijo a que lo adquiera paso a paso antes de continuar con el siguiente, esto puede hacer que la meta sea más manejable para el niño y para usted. 

Dígale a su hijo cómo cepillarse los dientes. Esto tendrá que ser adaptado para su hijo. Explicar verbalmente los pasos del cepillado dental puede ser una opción para algunos, donde otros niños pueden responder mejor a una imagen, un libro o un video. 

Modelarlo. Agarre su cepillo de dientes y modele para su hijo, y si es como yo, esto tendrá un doble deber, ya que ¡quién tiene tiempo para cepillar cuando se es un padre que está en movimiento! 

Práctica. Con un mínimo de dos veces al día para practicar, estará bien encaminado para enseñar a la independencia. ¿No es suficiente? No se preocupe, algunos niños necesitan practicar más. Trabaje con otros proveedores de sus hijos para trabajar en esto en otros momentos del día. 

Dar elogios. Ofrezca elogios descriptivos a su hijo durante y después de la práctica. “¡Buen ángulo!”. “¡Buen cepillado de atrás a adelante Ellie!”. Mi propia pequeña a veces se enfoca en el tono de mi voz cuando ofrezco elogios, trato de canalizar mi voz interior de princesa; a ella le encanta, pero a veces no basta. Cuando enseñe un nuevo paso o habilidad, brinde comentarios que sean significativos para su hijo. Puede proporcionar materiales tangibles inmediatos que su hijo disfrute; un libro de cuentos favorito después de cepillarse los dientes, un carro de juguete, hacer algunas burbujas. El resultado final es la individualización basada en los gustos actuales de su hijo, ese es el camino a seguir. 

Promover la independencia. ¿Le está yendo bien a su hijo en ese paso o en todos los pasos? Comience a eliminar las recompensas cada vez y cambie a quien supervisa el cepillado de los dientes, ¡esto asegurará que realmente lo consigan!

¿BUSCANDO MAS? Vea guías dentales para proveedores de servicios de autismo, profesionales dentales o familias / cuidadores, o aprenda sobre los programas de capacitación para padres de SARRC.

¿Es su hijo un profesional del cepillado de los dientes ahora o en camino? ¡Queremos escuchar sus historias éxitosas! ¡Síganos y etiquétenos en Facebook e Instagram para que podamos ver cómo hizo que esta experiencia fuera divertida para sus hijos!

Escrito por Alex Boglio, analista conductual y gerente clínico para el programa de educación, capacitación y consulta de SARRC.