Escuelas Deben Utilizar una Evaluación Universal para Dificultades Sociales, Un Nuevo Estudio Sugiere

Una nueva herramienta de evaluación para ser usada en las escuelas ayuda a identificar efectivamente a niños en edad escolar con dificultades sociales, acorde a un nuevo estudio publicado en el Diario de Investigación de Psicología Escolar (Journal of Applied School Psychology). El “Cuestionario de Evaluación de Dificultades Sociales” (Social Challenges Screening Questionnaire” - SCSQ) –– desarrollado y probado en el Centro de Autismo SARRC (Southwest Autism Research & Resource Center), puede también asistir a identificar Trastorno del Espectro Autista (ASD)

Investigadores de SARRC, guiados por el Dr. Christopher J. Smith, vice-presidente y director de investigaciones, evaluaron a 549 estudiantes de educación regular en tercer y cuarto grado en ocho escuelas diferentes en Phoenix. Encontraron que cuando comparada con la evaluación estándar, SCSQ puede adecuadamente identificar dificultades sociales que pueden necesitar una evaluación formal.

“La evaluación de dificultades sociales de estudiantes en edad escolar es igualmente importante que las evaluaciones de visión y audición que administran las escuelas”, dijo el Dr. Smith. “Investigaciones dicen que dificultades sociales tienen una fuerte asociación con éxito académico, y la falta de habilidades sociales puede limitar la habilidad del estudiante de conectarse con sus compañeros llevando a la victimización y exclusión social”

SARRC se dispuso a desarrollar el SCSQ para informar a profesionales sobre niños que deben recibir una evaluación formal. Detectar niños con una forma leve de autismo, como el Síndrome de Asperger, quienes por el contrario seguirían sin un diagnóstico hasta más adelante es una prioridad para la organización. Si ASD u otro desorden es identificado durante una evaluación apropiada, los niños pueden empezar a recibir programas de intervención que ayudan a desarrollar habilidades sociales y pueden mejorar funcionamiento académico en la clase.    

“Necesitamos hacer un mejor trabajo detectando a los niños en el ‘área gris’ que tienen suficientes habilidades que pasan los métodos de identificación temprana. Algunos niños pueden tener dificultades que emergen en escuela primaria y otros pueden demostrar dificultades más tarde en la vida,” Smith continuó.   

Debido al éxito del estudio, SARRC ahora quiere que escuelas usen la herramienta de evaluación de 15 preguntas para evaluar a estudiantes cuando conducen la evaluación de visión y audición. Cualquier niño que recibe una puntuación alta en el cuestionario será referido a SARRC para una evaluación formal. Escuelas deben contactar a SARRC para recibir ayuda adoptando el cuestionario y pueden visitar www.ThinkAspergers.org para más información.                 

Para acceder el artículo completo, visite http://dx.doi.org/10.1080/15377903.2014.995391